CONSTANTINO DULCE

«YO SOY TAN DULCE QUE ME COMERÍA»

¡Qué cierto! ¡Qué dulce!gominolas-constantino

Nos ha costado no comernos las gominolas con las que hacíamos a Constantino dulce. Como lo hemos hecho tan bien, al final, sí hemos podido comer alguna que ya no necesitábamos para el muñeco. Había que mantenerla el mayor tiempo posible en la boca, sin morder, sólo chupando y así, saboreándola más. ¡¡¡Nos ha encantado!!!

Había gominolas más blandas: cerebro, ojos, labios, corazón y huesos; pero otras eran más duran: riñones, intestino, manos y pies.

Además, la sorpresa de esta tarde era doble porque María Lastra había venido a vernos. Nos ha visto muy grandes y responsables ya. ¡Cómo crecemos y aprendemos! ¡Gracias María!

gominolas maria-lastra

¡Mirad que CONSTANTINO DULCE GIGANTE hemos hecho! Está en el pasillo bien protegido para que no sea comido porque apetece muuuuucho…

dulce-gigante

 

con-constantino-gigante-dulce

6 Replies to “CONSTANTINO DULCE”

  1. Muchísimas gracias por hacerles una visita María!!! Qué ilusión le hizo a Pablo.
    El proyecto es todo un éxito, lo tenemos en la nevera con un imán y lo repasamos, y además si es con chuches mejor!!! Qué buenas ideas tienes Ana

  2. Madre! , qué sorpresa cuando vimos en casa al «dulce» Constantino. Sobre todo cuando nos iba enumerando los nombres de huesos y órganos que ya conocía. …impresionante!!!
    …está claro que no nos vais a dejar de sorprender. Gracias 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*