PINTURA RUPESTRE EN LA PUERTA DE NUESTRA CLASE-El FUEGO.

IMG_20170302_161822

La mamá de Javier, Isabel, colaboró en nuestro taller de pintura rupestre…

Las pinturas rupestres demuestran que el arte siempre está presente en la vida humana. También pintaron sobre guijarros, hicieron esculturas, cerámicas decoradas y objetos de adorno.
Los hombres primitivos empezaron a dibujar hace miles de
años, incluso antes de que empezaran a escribir o a construir casas.
Nuestros antepasados creían que las pinturas tenían poderes fantásticos, y tal vez las hacían con algún propósito religioso o mágico.
Las pinturas más antiguas que se conocen fueron hechas en las
paredes de cuevas y tienen más de 35,000 años.
Estas pinturas se han preservado por que fueron hechas dentro de la tierra y han estado aisladas de la lluvia, el sol y el viento.
Hay algunas que se conservan en tan buen estado que pareciera que
fueron pintadas hace tan sólo unos pocos años.
Los hombres primitivos pintaron sobre las rocas, ellos siguieron las líneas, las hendiduras y los salientes de la piedra para darle volumen a los animales.
Pintaron animales que existían en aquella época, como los mamut, los osos cavernarios y los leones primitivos.
Algunas de las figuras las delineaban solamente, mientras que otras las coloreaban para que se vieran más sólidas.
Dibujaban algunas veces unos animales sobre otros para dar la sensación de que iban en manada y se estaban moviendo.
En muchísimas cuevas alrededor del mundo se han encontrado éste tipo de pinturas primitivas, es imposibles saber exactamente con que propósito las pintaban, pero podemos asumir que eran muy importantes para ellos, ya que los artistas que las crearon pusieron mucho esfuerzo, trabajo y destrezas en su trabajo.
Usaban tonos negros, rojos, amarillos y pardos, obtenidos mediante la pulverización de arcillas rojas, de trozos de ocre amarillo y rojo mezclados con grasas, saliva o con jugos vegetales, y además, usaban pigmentos (polvos finos que o bien reflejan toda la luz para producir un efecto blanco, o bien absorben ciertas longitudes de onda de la luz para producir un efecto coloreado) de óxido de hierro naturales para lograr el rojo profundo; otros usaban colores hechos con cal, carbón vegetal, ocres amarillo y rojo y tierra verde (ocre verde). Estos pigmentos eran extraídos de la tierra, compuestos de diferentes minerales pulverizados y mezclados con grasa animal, clara de huevo, extractos de plantas, cola de pescado e, incluso, sangre.
Los hombres primitivamente aplicaban sus trazos con los dedos, pasando luego a realizarlos empleando pinceles de plumas, juncos o de madera astillada, soplando sobre la pared.. En muchos sitios rupestres es posible reconocer la impronta de los dedos o de la mano completa, lo que sugiere una aplicación directa del pigmento; pero también se advierten trazos muy finos o, por el contrario, áreas muy grandes, que debieron ser realizadas con algún instrumento (pinceles o hisopos). También existe un tipo especial de pintura que se denomina negativa y que se realizó soplando desde la boca el pigmento pulverizado sobre un objeto (por ejemplo, la mano), dando como resultado una imagen de su contorno.
Como hemos visto, utilizaban diversas técnicas, como el estarcido, el estampado, el coloreado…
De entre todas las técnicas que usaban hay una que nos ha llamado mucho la atención.El estarcido que consiste en reproducir dibujos colocando una silueta o plantilla sobre una superficie y aplicando o esparciendo pintura sobre dicha silueta, al retirar la plantilla se obtiene le dibujo. Un ejemplo muy significativo se encuentra en la Cueva de las Manos, en Argentina. Las manos fueron estarcidas sobre la piedra. Apoyaban la palma de la mano sobre el techo o pared de la cueva y luego la cubrían de pintura soplándola a través de un hueso huevo de animal.
Y ¿como no? quisimos ponernos “manos a la obra” para emular sus famosas pinturas que tanto nos han llamado la atención.
Nosotros usamos café, cacao, pimentón y canela…
Mirad la aportación de cinco de nuestros compañeros de clase:

El libro de Ignacio nos aportó mucha información.

Leímos la poesía de Pedro.

Los dibujos de Mateo.

 

Javi

Los calcos de Javi y Clara.

 

Poema

Y también en el Paleolítico los hombres prehistóricos comienzan a saber utilizar el fuego. Para alumbrarse, calentar o ahuyentar animales.

Nosotros en clase experimentamos  VER fuego.

Siiiiii, con mucho cuidado.

¡¡¡¡Miradlo!!

Precioso poema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *