¿DE CUERDA O DE VIENTO?.

IMG_20170428_130220

¿Lo oiría Clara? Seguro que muchos sonidos si…

¡Disfrutad de nuestro vídeo!

¿Es de cuerda o de viento?

Esta es la pregunta que nos surgió en clase cuando quisimos clasificar la bramadera.

Tuvimos la suerte…

de que Alejandra ,la mamá de Ignacio que nos acompañó en la última salida,y la hizo sonar.

 

 Las bramaderas también conocidas como zumbadoras, roncadoras, rombos, tenían forma elíptica y contaban con una perforación en uno de los extremos donde se insertaba el cordaje que se cree era de fibras vegetales. Según la intensidad con la que la que se giraba y la extensión de la cuerda el instrumento respondía con un sonido diferente.
Algunas de las bramaderas que han sido encontradas están hechas en hueso, sobre todo con omóplatos de bóvidos pero no es raro que también hubieran sido realizadas en madera.
Es común entre las encontradas que estén decoradas con motivos esquemáticos o naturalistas.
Hay diferentes hipótesis sobre su uso; se ha hablado de instrumentos musicales, de que pudieron servir para ahuyentar a los animales tales como los lobos, (los pastores del pirineo los utilizaban hace apenas 50 años), también utilizadas en rituales tocadas dentro de cuevas provocando un sonido envolvente y penetrante, aunque la teoría más extendida es que valían para comunicarse a media y corta distancia.
Otros nombres que también se utilizan son rombo, zumbadera, zumba, palo zumbador, placa zumbadora, zurrumbera, zurrubiador, bruñidera, cemburrio, vorrumbia. En inglés se conoce como “bullroarer” o “bull-roarer”, en francés “rhombe” y en alemán “schwirrholz”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *