EN LA GRANJA ESCUELA ARLANZÓN

Es difícil

contar, lo vivido durante ocho horas en una excursión .

Pero vamos a intentarlo sabiendo que las imágenes valen más que las palabras.

Así que prepararos para ver muchas imágenes….

Fue bonito ver a algunas mamás que nos despedían al coger el bus.

Y qué puntual y amable fue nuestro conductor.

¡Mirad qué contentos íbamos!.

Al llegar nos esperaba César con sus cuatro monitores; Ricardo, Sergio,Chopo y Leyre.

Por eso en la asamblea primera, nos repartimos en cuatro equipos con pintura en la cara de cuatro colores; negra, roja, morada y verde.

Un grupo fue a reciclado de papel.

En una sala con una gran mesa partimos una hoja de papel de periódico en trocitos y los pusimos en una palangana grande blanca.

Luego, como con una gran batidora lo batimos.

Después lo pasamos por un tamiz (que seguro ya habían  inventado en la Edad Media) de forma rectangular, terminando con una prensa.

Y el producto final fue como el que llevamos a casa.

A la vez otro grupo iba a hacer pan.

Para ello juntábamos cuatro cosas. Harina, agua, sal y levadura.

Nos llevaba un ratito hacer la masa y añadíamos algo más de harina cuando se nos quedaba pegada en la mano.

Entre tanto, otro grupo se acercaba a los animales. (Había tortugas).

Nos encantó acariciar a los conejos.

Las grandes protagonistas fueron “Perla y Lola”, las perritas de la Granja.

Lola hacía pocas fechas que había tenido a sus cachorritos. ¡Qué monos! fue una frase muy muy repetida y sentida.

Vimos una ardilla de Chile…

También nos gustó ver  a los gatos. Que necesitaron mucha paciencia con nosotros, pues aunque les gustaban nuestros mimos. Eramos muchos los que insistimos en cogerles.

Otro grupo fue a la huerta. Allí vimos las plantas de tomates y de pimientos y nos encantó ser recolectores.

Además de fuera a veces los alimentos están bajo la tierra. Por eso Ricardo con la azada sacaba cebollas.

Y también comprendimos, experimentando, qué era un invernadero.

Tanto trabajo nos dio hambre por lo que ¡nuestra gran sala de administrarnos por equipos se convirtió en nuestro lugar para almorzar!

Por supuesto, todo quedó luego bien recogido pues tuvimos tiempo de disfrutar hasta la comida.

Supimos que el árbos que tiene sus hojas parecidas a nuestra mano produce higos. En la higuera estaban verdes y respetamos no cogerlos.

Tomamos, tras bendecir la mesa, nuestro arroz con o sin tomate. El pollo con patatas y el yogur.

Después de comer recogimos nosotros las cucharillas del yogur, el pan sobrante y los envases vacíos de yogur. Éstos podían utilizarse cuando se lavasen para alguna manualidad  en otra ocasión.

Llevamos pan sobrante para los faisanes, pavos reales y burros. También vimos los cerdos.

Después tocó jugar de modo libre.

 

Y tras un paseo por el bosque en el que recogimos bellotas para los cerdos

volvimos con nuestro pan y un merecido descanso breve en el autobús.

Espero que así podáis entender mejor tantas cosas que querrán contaros…..

Porque no es fácil….contartanto vivido en ocho horas

¡ EN LA GRANJA-ESCUELA- ARLANZÓN !

 

 

 

 

10 comentarios en “EN LA GRANJA ESCUELA ARLANZÓN

  1. Laín volvió encantado, menuda aventura! Que rico estaba el pan y que ilusión le hacía cuando lo probamos!! Muchas gracias por las fotos y por la excursión Cristina!

  2. Lara l pasó fenomenal.Vino con su pan,y como su tío es panadero,le dijo que ya la podía llevar con el…muchas gracias por estos días inolvidables.

  3. Sofia se lo paso genial, y el pan….ummmm casi me lo comi yo entero!
    es muy importante para los niños interactuar con animales y plantas, para saber lo que comemos y de donde viene. gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *