Primeras Comuniones

Un día especial

Después de años de preparación con las catequesis, llegó el gran día.

Muy elegantes, como la ocasión lo merece, y con el corazón  limpio y preparado, recibimos por primera vez el cuerpo de JESÚS.

Como cristianos, estamos muy orgullosos de este gran paso en la FE.  Y así lo dijimos  a todas las personas que nos acompañaron en el precioso día de NUESTRA PRIMERA COMUNIÓN.

Ofrendas, peticiones, oraciones de perdón, la paz…La verdad es que lo habíamos preparado muy bien con nuestros catequistas, profesoras y con el Padre Javier Angulo. Y por ello, todo salió muy bien. A nuestras familias les encantó el acto y agradecemos a todos su dedicación.

Nos hemos comprometido a seguir acompañando a Jesús todos los domingos y a intentar ser unos buenos cristianos.