Wislawa Szymborska

“A veces la vida es soportable”.

El Museo de la Evolución Humana organiza diferentes actividades culturales por lo que los alumnos de Literatura Universal de primero de Bachillerato aprovechamos la oportunidad de conocer algo más sobre la vida y obra de la ganadora del Premio Nobel de Literatura en 1996: Wislawa Szymborska.

Con este fin y a través de las últimas tecnologías que ofrecen los dispositivos móviles, nos descargamos una APP y pudimos escuchar varios audiopoemas en los vinilos que había pegados en los pasillos del museo.

También vimos el documental “A veces la vida es soportable” que se proyectaba en la sala denominada “Cubo Poético”. Mostraba curiosidades de la vida y obra de esta poetisa que tan pronto escribe poesía sencilla, divertida e irónica en los “Limerick” o poemas de temática diversa que en palabras de los estudiosos de su obra: “Consiguen que superemos la tristeza y nos ayudan a conocer el mundo para enamorarnos de él”.

Destacamos el poema “LAS TRES PALABRAS MÁS EXTRAÑAS”,“TERRORISTA” y “ELLA FITZGERALD EN EL CIELO”, que nos impresionó especialmente porque escuchamos  comentar a W. Szymborska que a pesar de ser E. Fitzgerald una de las mejores cantantes del siglo XX, no podía entrar en hoteles ni restaurantes de Estados Unidos por estar en vigor la ley de segregación racial.

» Leer más

Día de los enamorados en la biblioteca escolar

El amor no entiende de edades.  Aprovechando la oportunidad que nos daba la celebración del Día de San Valentín nos reunimos un grupo de alumnos de 1º de Bachillerato y varias clases de 3º y 4º de Primaria en la hora del recreo.

 

Los más pequeños vinieron a vernos con varios profesores: Leonor , Charo y Miguel Alonso. Unas clases cantaron un poema precioso de Raúl Vacas titulado “La niña búho” y los demás teníamos que acertar las rimas. Otros nos deleitaron recitando los poemas que habían compuesto individualmente, en parejas o como clases. Disfrutamos  con ellos y sus ganas de aprender. Y les pedimos que nos dejasen sus poemas. Algunos de ellos son realmente buenos.

 

Los mayores explicaron que no habían tenido mucho tiempo de componer . Ahora mismo sus energías se concentran en estudiar a los grandes maestros: Lope de Vega, Góngora y Quevedo. Les recitaron varios sonetos, haciendo hincapié en el ritmo y la rima y explicando –muy por encima-, su contenido.

Fue un acto entrañable. Esperamos veros de nuevo para seguir aprendiendo juntos.